TRANSLATE TO...



Alfabetización Informacional (ALFIN)
en Colombia...
Mariposas amarillas

que preceden, constituyen y fortalecen
la gestión de información y del conocimiento,
la inclusión social, académica y científica,
el aprendizaje para toda la vida...

6 de dic. de 2012

La alfabetización informacional un tema de interés para las bibliotecas públicas de Bogotá (BIBLORED)

BIBLORED es la red capital de bibliotecas públicas de Bogotá que está constituida por 21 bibliotecas: 

4 Bibliotecas mayores: Virgilio Barco, Parque El Tunal, El Tintal Manuel Zapata Olivella y el Centro Cultural Biblioteca Pública Julio Mario Santo Domingo. 
6 Bibliotecas locales: Usaquén-Servitá, Bosa, Carlos E. Restrepo, Francisco José de Caldas-Suba, La Marichuela y La Victoria. 
9 Bibliotecas de barrio: Arborizadora Alta, Las Ferias, La Giralda, Perdomo Soledad Lamprea, Puente Aranda, Rafael Uribe Uribe, Lago Timiza, Venecia, La Peña y Ricaute.
1 Biblioteca itinerante: Bibliobus



Como parte del deber formativo que tiene toda biblioteca, y especialmente las bibliotecas públicas por su servicio a diferentes tipos de usuarios, desde hace un par de años esta Red ha ido creciendo en su interés por ALFIN, lo cual han divulgado en distintos eventos:
http://alfiniberoamerica.wikispaces.com/COLOMBIA

Desde el año 2011 ese interés ha aumentado desde la Coordinación de Servicios, lo cual conllevó a la generación de un plan inicial de formación en ALFIN desde estas 21 bibliotecas, el cual en términos generales reconoce las siguientes competencias, siguiendo el modelo-directrices de IFLA: 

“A. ACCESO. El usuario accede a la información de manera efectiva y eficiente. 
1. Definición y articulación de la necesidad informativa. El usuario:  Define o reconoce la necesidad de información;  Decide hacer algo para encontrar la información;  Expresa y define la necesidad de información; Inicia el proceso de búsqueda. 2. Localización de la información. El usuario:  Identifica y evalúa las fuentes potenciales de información;  Desarrolla estrategias de búsqueda;  Accede a las fuentes de información seleccionadas;  Selecciona y recupera la información. 
B. EVALUACIÓN. El usuario evalúa la información de manera crítica y competente. 
1. Evaluación de la información. El usuario:  Analiza, examina y extrae la información;  Generaliza e interpreta la información;  Selecciona y sintetiza la información;  Evalúa la exactitud y relevancia de la información recuperada. 2. Organización de la información. El usuario:  Ordena y categoriza la información;  Agrupa y organiza la información recuperada;  Determina cuál es la mejor y más útil. 
C. USO. El usuario aplica/usa la información de manera precisa y creativa. 
1. Uso de la Información. El usuario:  Busca nuevas formas de comunicar, presentar y usar la información;  Aplica la información recuperada;  Aprehende o internaliza la información como conocimiento personal;  Presenta el producto de la información. 
2. Comunicación y uso ético de la información. El usuario:  Comprende el uso ético de la información;  Respeta el uso legal de la información;  Comunica el producto de la información con reconocimiento de la propiedad intelectual;  Usa los estándares para el reconocimiento de la información”. 


Y propone trabajarlas con sus usuarios (hasta ahora, especialmente aplicado con los usuarios escolares) mediante ocho sesiones semestrales (cada una de dos horas= 16 horas totales) distribuidas de acuerdo con la planeación de cada una de las bibliotecas, así: 1 ciclo de 8 sesiones, o 2 ciclos de 4 sesiones.

Como parte de su interés en seguir cualificando este programa y a sus formadores (además de algunos bibliotecarios escolares invitados), se realizó durante tres días una jornada de reflexión con el fin de estructurar más el programa, incrementar las horas de formación, llegar a otros tipos de usuarios, utilizar didácticas más activas y conocer cómo desde bibliotecas públicas de otros contextos se está trabajando la formación en estas competencias.



Este interés de BIBLORED es una buena noticia para Colombia, y sus bibliotecas públicas, pues que la mayor red entre las ciudades del país presente este interés, abre las puertas para que otras redes o bibliotecas públicas específicas (o escolares) lo hagan, y así den un paso adelante, más allá de la formación de usuarios tradicional que han realizado durante varios años o de los programas de formación en alfabetización digital-informática, que aunque necesarios, son en la actualidad insuficientes ante las necesidades de todos los tipos de usuarios de las bibliotecas públicas: estudiantes, adultos, jubilados, amas de casa, profesionales, etc. y por ello, el afrontar una formación desde ALFIN desde la perspectiva de la multialfabetización.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada